Camafeos de galleta y chocolate

¡Hola a todos!, la receta de esta semana es sencillísima y rápida de hacer. Utilicé unos moldes que hacía tiempo había comprado y de paso olvidado en un cajón debajo de más material de repostería…

Los moldes son de la marca tescoma de la serie Delicia kids Fairy Tale. Utilicé la receta para galletas que el propio fabricante facilita en el kit, aunque la modifiqué un poco…

 

Érase una vez en un país muy lejano donde había una princesa encerrada en un castillo bajo la custodia de un fiero dragón. Su padre, el rey, había mandado ya a cientos de hombres valerosos para rescatarla pero ninguno había sido capaz de vencerlo.

Un día llegó a oídos del rey que había un príncipe más audaz, valiente y aguerrido que ningún otro por esas tierras. Asi es pues, que decidió hacerlo ir a su castillo para hablar con él. El joven acudió prestamente y, al llegar al castillo, el rey le contó su historia.

El joven entusiasmado por la misión partió rápidamente para encontrarse con el tan temido dragón. Nada más llegar dejó su corcel a la entrada y se dirigió al interior. Ahí apenas era capaz de ver por donde pisaba pues no había más que penumbra y un fuerte olor a quemado. Sigilosamnte se adentró en una gran estancia donde se escuchaba un fuerte sonido, como un gran ronquido. Siguió caminando sin saber muy bien donde pisaba hasta que, sin querer, pateó algo muy grande y pesado.

De repente se movió aquella cosa tan grande y con ella algo mucho mas enorme. El príncipe se dió cuenta de que era el dragón, que acto seguido soltó una gran llamarada de fuego por la boca. Ahora la gran estancia estaba iluminada, gracias al fuego que había encendido varios trozos de madera que se encontraban desperdigados por todos lados.

El joven comenzó a correr para guarecerse tras una gran columna de mármol, estando a salvo pensó en un plan para poder acabar con el dragón. Tras unos instantes de reflexión, escuchó que el dragón se alejaba en su búsqueda entonces, aprovechó para ir tras él y blandiendo su gran espada consiguió subirse a horcajadas en el lomo de aquel inmenso animal que comenzó a sacudirse sin parar para hacerlo caer. El príncipe fue trepando por las grandes escamas hasta llegar cerca del cuello. Una vez ahí hendió su espada tan profundamente que alcanzó el corazón del animal.

Dió un gran salto para bajarse de él e ir en busca de la princesa, buscó enérgicamente alguna puerta pero no la encontró entonces, se dió cuenta de que en el castillo no había nada más que aquella enorme estancia en la que se encontraba. Frustrado pensó que todo había sido un engaño y que nunca había existido tal princesa encerrada.

A pesar de la rabia que le producía su fracaso, se acercó a ese gran animal que estaba a punto de morir por su culpa, acarició su rostro y, de repente, comenzó a desvanecerse la imagen de aquella fiera,  fue sustituyéndose por el de una joven de pelo rojizo y tez blanca que se desplomaba en aquel frío suelo de mármol.

El príncipe asustado, pues no sabía que aquel dragón era en realidad la princesa que había estado bajo un hechizo, la abrazó y la sacó del castillo, subió con ella en su caballo y galopó lo más rápido que pudo hasta llegar junto al rey.

Al verlo entrar con su hija en brazos gritó llamando al mago real. Al llegar y ver lo que sucedía, examinó a la princesa y sin vacilar se dirigió al joven diciéndole que si de verdad quería que ella se salvase y sus sentimientos eran verdaderos tendría que darle un beso y así ella no perecería.

El príncipe, pasmado por tan extraño método curativo, se acercó y besó sus frios labios.

Ella se despertó…

 

 

y…

 

 

como en todas la historias de hadas….

 

 

los príncipes…

 

…comieron galletas de chocolate para siempre… o no pero esa será otra historia…

 

 

¡Que tengan un mágico y aventurero fin de semana!

 

Camafeos de galleta y chocolate
Write a review
Print
Ingredientes
  1. 140g de harina
  2. 1 yema de huevo
  3. 90g de mantequilla
  4. 55g de azúcar
Bombones
  1. 100g de chocolate negro para fundir
  2. 50g de mantequilla
Preparación
  1. Mezclar todos los ingredientes en un bol y amasar hasta que estén bien integrados.
  2. Estirar la masa hasta que tenga un grosor de aproximadamente 2mm y cortar con un cortapastas.
  3. Hornear a 180ºC hasta que las galletas tengan los bordes dorados.
Para los bombones
  1. Derretir el chocolate junto con la mantequilla a baño maría o bien en el microondas, teniendo cuidado de que no se queme.
  2. Rellenar el molde para chocolate, darle unos golpes contra la mesa para sacar las burbujas de aire y enfriar en la nevera un mínimo de media hora. (este tiempo puede variar en función del grosor de los bombones).
  3. Como último paso queda unir los bombones a las galletas. Esto se puede hacer de varias maneras, bien poniendo un poco de mermelada a modo de pegamento, un poco de chocolate derretido o, como hice yo, coloqué los bombones encima de las galletas y dejé que se derritieran un poco a temperatura ambiente, lo suficiente como para que se pegasen sin que se deformase el bombón.
La Muffinerie http://lamuffinerie.com/

:: Fotografía ::

La Muffinerie.com

 

Deja un comentario

Resuelve la operación: *
Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.