Cómo preparar un Capuchino casero

Como habéis podido comprobar, tengo una pasión (quizás malsana) por el café, sobretodo por el capuccino o capuchino que es mi favorito. Desde que vivo en España no he encontrado ningún sitio donde preparen un capuchino de verdad. Por estos lares, cuando lo pides, te ponen café con leche con nata montada y cacao en polvo (en algunas ocasiones). Como sabréis el capuchino es café en el fondo de la taza y encima espuma de leche con un poquito de canela… El caso es que hace tiempo fui a Ikea y encontré un aparato maravilloso, muy barato que me permite hacer capuchinos en casa. 🙂

Este batidor te permite hacer espuma de leche, es una manera barata de conseguir preparar un capuchino sin necesidad de tener una máquina de expreso con su correspondiente vaporizador de líquidos.

¿Cómo se prepara entonces el capuccino casero?

1. En una taza poner leche (caliente para que quede mas rico y todavía mejor si es leche entera) por la mitad o algo menos. Introducir el batidor y batir hasta que se forme una espuma consistente. ¡OJO! esto lleva un ratito hacerlo, primero se formará una espuma que no es muy consistente, esa no nos vale porque cuando le echen el café se va a bajar. ¡Así que paciencia!.

2. Una vez tenemos la espuma, echar el café caliente con cuidado. Si la espuma esta bien firme, sólo se hará un pequeño agujero por donde echemos la leche, pero no se bajará.

3. Por último espolvorear un poco de canela por encima.

 

Consejos:

1. Si pueden utilizar leche evaporada, mucho mejor porque sabrá todavía más delicioso.

2. Si quieren pueden endulzar la leche antes de batirla.

En la foto se puede ver la consistencia que adquire la espuma. Yo hice un café muy clarito, pero casi es mejor que quede un poco más fuerte para que tenga más sabor.

 

 

(Imagen de portada: “Capuccino in Pisa” de www.allposters.es)

 

2 comments

Deja un comentario

Resuelve la operación: *
Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.